Mi horno y yo.

Esto que ven es el momento en que abrí la primera horneada exitosa con mi horno eléctrico. Esto, algo tan sencillo y básico para alguien que pretende vivir de la cerámica, supuso una odisea de cinco años. Vayamos atrás hasta 2009. Yo me había decidido a estudiar cerámica y se me presentó la posibilidad deSigue leyendo «Mi horno y yo.»