Allá donde nacen las piezas

Este verano fuimos toda la familia a pasear por el Parque Pereyra, mi hija quería pasar “un día de campo”. Lo cierto es que no logramos un gran día de campo, pero entre los muchos tesoros que me trajeron mis criaturas, apareció esta corteza que des del primer momento me hizo tilín. Me gustó elSigue leyendo “Allá donde nacen las piezas”

Diosas en Temperley

¡Ayer fue noche de fiesta! Patria Ceramista inauguramos la muestra Diosas en el espacio cultural Designum y, como venía diciéndoles,  ¡fue una fiesta! Lo fue  porque la muestra lució más hermosa que nunca en este espacio cultural que ha creado, con mimo, gusto y mucho trabajo por Damián Calvis, y al que los/ las invitoSigue leyendo “Diosas en Temperley”

Manos al barro III

El pasado mes de diciembre, desde Patria Ceramista arrancamos un taller de cerámica con los Adultos Mayores del Club de Día UNLA, los integrantes de Papelnonos de Lanús y los adolescentes de la colonia de verano del Taller de Oficio UNLA Patrimonio Histórico . Perparamos pastas, engobes y realizamos las piezas, pero la horneada quedóSigue leyendo “Manos al barro III”

Diosas

Diosas es una muestra colectiva que presenta más de treinta réplicas de mujeres, diosas y Venus de la fertilidad primitivas. Piezas escultóricas de distintas partes del mundo realizadas en diferentes materiales, cuyas copias respetan las medidas, texturas y colores originales. Marija Gimbutas fue la primera arqueóloga que centró sus estudios en estas representaciones femeninas. SegúnSigue leyendo “Diosas”

Allá en los cielos.

Además del estanque con la serpiente, la casa de mi abuelo tenía dos grandes abetos en la entrada cuyas ramas estaban repletas de pajaritos.  Cuando caía el sol,  salían en bandadas volando raso a la caza de moscas y mosquitos. A esa misma hora, las gallinas pintas que picoteaban el piso durante el día, juntabanSigue leyendo “Allá en los cielos.”

¡No hay que matarla, es buena!

De chiquita mi abuelo vivía en el campo. Su casa tenía un pequeño estanque, y en el estanque vivían renacuajos y  una serpiente larga y verde que cada tanto se acercaba para tomar un baño. – ¡No hay que matarla, es buena!- Aseguraba  mi abuelo. La serpiente se comía los ratones que se comían suSigue leyendo “¡No hay que matarla, es buena!”

Manos al Barro II

Ayer vivimos la segunda jornada del taller de cerámica que estamos realizando en la UNLA. Nos faltaron los chicos, la lluvia y el barro dejó a los micros varados y no pudieron salir a buscarlos. Así que el taller arrancó sin caras jóvenes pero con un círculo de ojos cargados de experiencia, los Adultos MayoresSigue leyendo “Manos al Barro II”

Manos al barro I

Si les soy sincera, las universidades en donde yo estudié -para ser justa especificaré que todas estaban en Barcelona- me parecieron siempre lugares relativamente cerrados, endogámicos,  llenos de profesores, aspirantes a profesores, y estudiantes adolescentes que, en su inmensa mayoría, recién salíamos de la secundaria y no habíamos acercado ni el dedo meñique al mundoSigue leyendo “Manos al barro I”

Abrir el horno.

Hay un momento muy particular en el proceso cerámico, un momento de nervios, excitación y cierto miedo: el momento de abrir el horno. Para mí, entronca con lo atávico, con esa sensación que queda en el aire después del paso de una gran tormenta. De hecho es tan especial que me pareció oportuno dedicarle estasSigue leyendo “Abrir el horno.”