Un dragón para Sant Jordi

dracs2Cuenta la leyenda que en un pueblo llegó un terrible dragón. Era tan voraz que día a día, los habitantes del pueblo se veían obligados a darle  un animal para saciar su apetito. El dragón se comió todas las vacas, todas las ovejas, todos los chanchos, hasta que llegó la fecha en que se terminaron todos los animales del pueblo. Entonces los habitantes acordaron ofrecerle una persona. Al atardecer todos los vecinos y vecinas, jóvenes y ancianos, se reunieron en la plaza para sortear quién terminaría en la panza del dragón. El pueblo entero quedó en silencio cuando la fortuna quiso que la elegida fuese la princesa del reino.

Entre lágrimas y estupor, la princesa fue codracs1nducida hasta la cueva del dragón, pero cuando la bestia estaba a punto de comérsela, apareció un caballero en un corcel blanco y una cruz roja en el escudo: Sant Jordi. Con su lanza mató al dragón y de la sangre derramada nació una rosa roja. Es por eso que todos los 23 de abril, día de Sant Jordi, en Catalunya se regalan rosas y libros, las calles se llenan de colores y leyendas y nadie se libra de la tradición.

¿Y qué fue del dragón? Calculo que volvió a la tierra, o al menos es ahí donde lo encontré yo en sus mil formas.

 

 

Anuncios

Un comentario en “Un dragón para Sant Jordi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s